Auto-Coaching
Todos las personas que ejercen posiciones de liderazgo o de management, con independencia de su posición jerárquica, tienden a abusar de sus virtudes. La voluntad del líder de ser poderoso y directo con sus subordinados se convierte en una tendencia al abuso y a la perentoriedad. La insistencia en la búsqueda del consenso alimenta la indecisión crónica. El énfasis en el respeto por los demás degenera en amabilidad inútil. 
La psicología dice que el hábito es cualquier comportamiento repetido regularmente, que requiere de un pequeño o ningún acto irracional y es aprendido, más que innato. En la “Ética a Nicómaco”, Aristóteles define los hábitos como “aquello en vistas de lo cual nos comportamos bien o mal respecto de las pasiones”.
Todos somos líderes y dirigimos todo el tiempo. El liderazgo desde adentro determina quién soy y qué hago y bajo esa visión inspira a los demás a ser.
Delegar es una de las actividades que más trabajo nos cuesta hacer pues no nos gusta la sensación de que perdemos el control sobre algo que sabemos hacer o dominamos y es que no es una tarea fácil dejarle "esa tarea" a alguien más pues tenemos que confiar plenamente en esa persona, sin embargo, "delegar" es algo sumamente necesario.
Es el inicio de un nuevo año y por supuesto que todos tenemos ya una lista con nuestras metas y propósitos por cumplir este 2017, solemos empezar con mucha determinación y enfocados en cumplirlas pero cuando se nos acaba el año nos damos cuenta que apenas cumplimos la mitad... ¿Por qué nos pasa esto si es algo que deseábamos?
Bien dicen que no podemos controlar lo que nos pasa pero sí podemos elegir cómo reaccionamos a ello. Las actitudes son el sistema fundamental por el cual el ser humano determina su relación y conducta con el medio ambiente. Son disposiciones para actuar de acuerdo o en desacuerdo respecto a un planteamiento, persona, evento o situación específica; dicha de la vida cotidiana.
Volver