Cuida tu lapto y alarga su tiempo de vida

 

  

 

 

Lunes, 8:00 de la mañana, con tu café en mano, te dispones a empezar tu día de trabajo, abres tu laptop y presionas el botón de encendido, algo pasa porque notas que no prendió, lo intentas nuevamente... una, dos, tres veces más y nada.. tu angustia cada vez se hace más grande y llegas a la conclusión de que algo malo pasa con tu laptop y llamas al técnico... ¡Malas noticias! tendrá que quedarse con ella por una semana para poder arreglarla y salvar lo más que pueda... ¿Te suena familiar?

Hoy en día imaginarnos sin nuestra laptop nos angustia más que una película de terror y es que la tecnología y la forma en que ha evolucionado la sociedad, la cultura corporativa y los negocios nos ha llevado a que éste sea un apartado imprescindible por el tipo de información que resguarda.

Recuerda, tu laptop no es inmortal, pero siempre hay algo que puedes hacer para cuidarla de la mejor manera y prolongar su tiempo de vida.

 

 1. No dejes que se caliente:

 Las temperaturas extremas son un gran enemigo de las laptops y una que no podrás evitar es el calor que ellas mismas generan.

"Si de manera rutinaria la pones en la cama o sobre un cojín como mesa, puedes bloquear las entradas de ventilación, causando que se pongan aún más calientes", dice la revista especializada Pcmag.

 Además, estudios científicos han demostrado que poner la laptop en tu regazo puede tener efectos perjudiciales para la salud (desde efectos en la piel expuesta al calor hasta infertilidad). Por lo que la práctica es perjudicial para ti y para tu equipo.

Pcmag también recomienda limpiar esas entradas regularmente; por ejemplo con una botella de aire comprimido.

Otros blogs especializados hacen hincapié en medidas de sentido común: no la golpees y manéjala con cuidado si tienes que moverla de un lado a otro.

El bloguero Paul Mah, de itbusinessedge.com, recomienda no trasladarla encendida. "Muchos usuarios no lo saben, pero la cabeza del disco duro está suspendida a una distancia microscópica de la superficie del disco que da vueltas a furiosas velocidades".

 

2. Administra el uso de tu batería

No hay duda de que la batería es clave para el funcionamiento de tu laptop. No es una buena idea mantenerla enchufada todo el tiempo.

Si la usas como lo harías con un PC (muchas horas al día), los expertos recomiendan sacarle la batería: de lo contrario, vas a contribuir al recalentamiento del que acabamos de hablar.

En cuanto a los niveles de carga, el especialista Isidor Buchmann recomienda que lo ideal es cargarla hasta un 80% y dejarla caer hasta el 40%, pero no más, antes de volverla a conectar.

Otros son partidarios de dejarla agotarse hasta casi el final y darle una carga completa.

Quizás el mejor consejo sea guiarte por las recomendaciones específicas del fabricante de tu laptop.

 

3. Límpiala

Está la limpieza que puedes efectuar tú mismo y está aquella que es mejor dejar a los técnicos.

La primera llama, se trata de mantenerla en buenas condiciones por fuera, evitando la exposición a líquidos, la suciedad por la vía de migajas o restos de comida.

"Pon un poco de producto de limpieza suave en un paño sin pelusa y pásaselo a tu laptop para librarla de polvo y mugre, y usa un cepillo pequeño y aire comprimido en lata para una limpieza más profunda. No uses químicos en spray directamente en tu laptop y evita que cualquier líquido llegue adentro", dice un experto en Pcmag.

En cuanto a limpiarla por dentro, se trata de un auténtico desafío. Así que el mejor consejo es no renegar de la tarea de llevarla con un técnico de confianza con cierta periodicidad (que dependerá de las condiciones de uso del aparato).

 

4. Mantén el orden interno

Por último está la serie de consejos relacionados con el manejo del cerebro de tu laptop tales como:

*Mantener el sistema operativo y los programas que usas al día, lo que implica instalar las actualizaciones de rigor.

*Volver a "formatear" el disco. Lo cual, según la revista Pcmag, es el equivalente a "limpiar el colesterol" del organismo, y que en tu laptop se traduce en "archivos huérfanos, entradas de registro abandonadas y posiblemente virus y spyware" no olvides respaldar todos tus archivos importantes antes de dar este paso.

Eliminar los archivos que no necesites.

 

 

 

 

Volver