Factor Humano
Lograr tener una empresa competitiva no es sólo resultado de un buen conjunto de habilidades y capacidades conjuntas de su personal, es necesario guiar a cada uno de los miembros para optimizar talentos, potencializarlos y direccionarlos en pro de los objetivos organizaciones e individuales.
Evaluar implica asignar una referencia de valor a cualquier conducta, acción o resultado que observamos, esta evaluación comúnmente está relacionada con la expectativa de lo que dicha acción debería ser y con la experiencia pasada que tenemos de referencia. La mayor parte del tiempo evaluamos nuestro entorno, tal es ejemplo de la música que escuchamos;
Un hombre viajaba con su hijo en una carreta vieja por un camino sinuoso y empedrado, el joven haciendo gala de buen oído le comenta a su padre, ¡Escucho una carreta a la distancia! y el hombre piensa un momento y le contesta: ¡Así es! y viene vacía; por supuesto que el Joven se sorprendió al recibir esa respuesta con un dato tan preciso, y la pregunta no se hizo esperar.
Las maneras disfuncionales como algunas personas manejan sus emociones pueden afectar nuestro equilibrio emocional llegando incluso a hacernos sentir inseguros y emocionalmente frágiles. La psicóloga estadounidense Lillian Glass define como “gente tóxica” a las personas que muestran un comportamiento emocionalmente inestable, que no permite la relación sana y madura con otras personas.
Las emociones, motor de nuestro cerebro, es lo que nos mueve o detiene, lo que nos da vida o nos hace ignorarla. Las emociones son el mecanismo cerebral de supervivencia de los seres evolucionados. La manera en que cada ser humano expresamos como identificamos "nuestro estar en el mundo". Sentimos emociones todo el tiempo, en cualquier estado, todas las sensaciones que experimentamos son producto de las emociones.
Se ha concebido el Bienestar Laboral, en un inicio, como aquellas prácticas centradas en mejorar las condiciones morales y mentales del trabajador, posteriormente como actividades orientadas a modificar y mejorar las condiciones de trabajo. Éste responde al nivel de satisfacción de las necesidades tanto organizacionales, como individuales dentro del contexto laboral, asumiendo los nuevos retos de los cambios políticos y culturales, así como los que ocurren dentro de la propia organización.
Volver